Oeno aterriza en Madrid

La familia Oeno ha estado revolucionando el mercado del vino desde 2015, brindando un grato soplo de aire fresco al mundo de la inversión en vinos y las ventas de vinos premium o fine wines. Para resumirlo, una empresa de Fine Wine Investment, Consultancy, Concierge & Lifestyle Management. En pocos años la empresa ha conseguido ser un negocio de ocho cifras. Con clientes fieles en todo el mundo, a parte de la oficina en Londres, también tienen satélites en Nueva York, Munich, Burdeos y en la Toscana.

OenoTrade, una parte del negocio de la familia, suministra los mejores restaurantes, bares y hoteles de Londres, incluido Park Chinois, City Social, Cinnamon Club, The Standard y Heckfield Place. Este año tambien han abierto en el corazón de la ciudad, OenoHouse. Un sitio exclusivo donde los visitantes, y socios podrán degustar los mejores vinos del mundo y comprar botellas en exclusiva. Un innovador boutique multifuncional en el Royal Exchange, un lugar perfecto para aprender más sobre los vinos de lujo, degustar algunos de los vinos más raros del planeta, o averiguar más sobre cómo la inversión en vinos de lujo podría beneficiarte.

La empresa busca entrar en España

El pasado 31 de Mayo, la empresa hizo su presentación en Madrid. Almudena Alberca MW, Brand Ambassador de la marca en la peninsula ibérica, y Daniel Carnio CEO de Oeno, nos citaron al bello patio del hotel Santo Mauro para asistir a una velada singular. Hablando con ellos, salió una pregunta interesante, el tema del fraude en estos casos. Daniel nos dijo «contamos con un departamento antifraude y casi siempre la compra se hace directamente al productor para asegurar su procedencia”. España les interesa mucho por la gran calidad de los vinos y también el precio.

Champagne B de Boërl & Kroff
 

Vinos catados en la presentación de #OenoEnMadrid, de la mano de la única mujer MW española, Almudena Alberca.  

– B de Boërl & Kroff, 2012
– Remoissenet Pere & Fils, Montrachet Grand Cru, 2011
– Montevertine, Le Pergole Torte, 2016 (3000ml)
– Bibi Graetz, Testamatta, 2018
– Philip Togni, Cabernet Sauvignon, 2005
– Penfolds, Grange Bin 95, 2008

 

Felicitar al equipo por escoger copas de vino adecuadas para el tipo de vino. La experiencia fue realmente premium, cuidando cada detalle, al degustar vinos de estas categorías. Riedel, la primera cristalería específica para cada variedad, producida a máquina. Una excelente relación calidad-precio.

A continuation podéis ver un video corto del ambiente y también de la fabulosa noche qué hemos pasado. Fui muy feliz, quizás más que un raton con un trozo de queso.